Vidrio Templado

El vidrio templado nace mediante el proceso de calentamiento por medio de horno horizontal. Dicha técnica consiste en elevar la temperatura del vidrio hasta los 650° C. Posteriormente, se enfría de manera brusca con aire frío a presión.

Gracias a este proceso, el vidrio se vuelve de 4 a 5 veces más resistente que el vidrio común. Su espesor va de los 4 mm a los 19 mm, en una gran variedad de colores. Por otra parte, se considera de seguridad tanto por su resistencia como por su rotura: su fragmentación en aristas redondeadas no causa heridas o lasceraciones en el entorno.

Este material es sumamente resistente, pero aún así permite el paso de la luz natural haciendo que los espacios pequeños parezcan más grandes, facilita además, el flujo natural del interior al exterior, lo que suele aumentar la tranquilidad de los habitantes, además del valor económico de una casa.

El vidrio es un material relativamente barato y totalmente reciclable, lo cual es un punto más a su favor en esta era de mayor conciencia ambiental. Su uso ha aumentado sustancialmente debido a los rápidos cambios en la producción y la tecnología del vidrio.

Antiguamente se pensaba que el cristal era un material frágil y muchos se abstenían de incorporarlo en sus proyectos por esa razón. Afortunadamente, el vidrio moderno es más seguro y sabemos que aporta gran fortaleza además de eficiencia con la energía.

Características específicas

  • De 4 a 5 veces más resistente a vidrios flotados
  • Espesores de 4mm., 5mm., 6mm., 8mm., 9.5mm., 12mm., 15mm. y 19mm.
  • Tonos Claro, Gris, Negro, Azul, Bronce, Verde, Verde Plus, Reflecta Plata y Reflecta Bronce
  • Medida Máxima: 2.40 Mts. x 3.60 Mts.
  • Medida Mínima: 15cm. x 28cm.

 

VIDEOS