Uso de cristal templado en instalaciones públicas

Uno de los usos que recientemente se le esta dando al cristal templado es su instalación en las escuelas, esto debido a la ola de inseguridad que se está viendo en el país, y que ha obligado a instituciones públicas y privadas a invertir más en la seguridad de sus empleados y de sus visitantes.

Pero en este tipo de situaciones siempre suele haber mucha confusión, pues muchas personas, cuando llegan a preguntar sobre este tipo de vidrios resistentes, se refieren a ellos como vidrios antibalas o a prueba de balas, algo que hasta el momento ha sido un mito construido por la cultura pop y que en realidad se les llama vidrio resistente a las balas.

Diferencias entre vidrio a “prueba de balas” y vidrio resistente a las balas

Un vidrio a prueba de balas indica que sin importar que cosa, y que clase de tiros sean disparados, el vidrio permanecerá intacto. Esto hasta el momento es una tarea imposible, o aún no se ha llegado a ese punto en la industria. Dado el calibre del proyectil, o las rondas de munición que sean lanzadas, que un vidrio pueda resistir sin quebrarse es imposible, pues la fuerza que se produce suele ser muy violenta.

Además, existe gran variedad de proyectiles que además de provocar un impacto rápido y fulminante, también contienen explosivos, lo que provoca que cualquier vidrio llamado “a prueba de balas” se quiebre en un instante.

Historia del vidrio resistente a las balas

Hablemos un poco de la historia del vidrio blindado. El vidrio resistente a las balas fue usado inicialmente en la segunda guerra mundial en los bunkers y los vehículos blindados. Pero su proceso de formación era muy crudo, es decir, involucraba varias capas de paneles de cristal templado que al juntarse se incrementaban hasta ir 4 pulgadas el grosor, algo efectivo en cuanto a seguridad, pero muy perjudicial para la visibilidad, pues se veía muy comprometida, además de que el peso y volumen lo convertía en un material muy complicado de manejar.

Después de la segunda guerra mundial el vidrio resistente a las balas evolucionó a causa de que as personas comenzaron a verle otras aplicaciones a parte de la guerra, sobre todo en bancos y en lugares con áreas seguras.

Vidrio laminado

En este tipo de vidrio es en el que la mayoría de la gente piensa cuando se habla de vidrio a “prueba de balas” sobre todo por como lo ven en las películas. Cuando es impactado por un proyectil, se genera un punto de impacto en el cristal en donde las laminas de cristal externas se fracturan. Por suerte las capas internas de cristal suelen absorber la energía del impacto y detienen el proyectil, evitando que pase del otro lado.

El vidrio laminado es básicamente un sándwich de capas de vidrio en donde 2 piezas de vidrio son unidas por una delgada capa de policarbonato en medio. Este tipo de vidrio es muy común y en ocasiones no lo notas, pues es el que se usa en el parabrisas de los coches. Pero si hablamos de propósitos donde se exija más resistencia, se agregan más capas con el fin de que las capas de vidrio absorban la energía del proyectil y lo detengan.

Con todo lo mencionado anteriormente, y sabiendo que el vidrio blindado está formado por capas de varios materiales, el grosor suele ser una de las variables que más importan, pues si hay más grosor, el proyectil tiene que viajar más haciendo que la energía disminuya en su recorrido.

Si quieres conocer más acerca de las ventajas de usar el vidrio blindado y el cristal templado, te invitamos a conocer más acerca de los vidrios de seguridad que en Segtec vidrio tenemos para ti